Un cuento breve, intenso, que deja sin aliento al lector y que baila entre el neorrealismo italiano y la comedia macabra es lo que ofrece el escritor argentino en ‘Tendríamos que haber venido solos’.
SARA C. TARANCÓN. 12 abril 2012

Reportaje para Línformatiu de Valencia

Anuncios